Lorenzo Peña y Gonzalo

Mi foto

Hoy me considero, antes que nada, un jurista, un hombre dedicado al Derecho. Por esa autoidentificación profesional y vocacional estoy afiliado al Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, sin haber ejercido nunca el noble oficio de letrado; lo cual no me impide sentir satisfacción cuando me describen como "un abogado".

El Derecho al que me consagro en cuerpo y alma es la Nomología filosófica, el estudio académico del espíritu y del fundamento de los sistemas normativos como instituciones funcionalmente destinadas a promover y salvaguardar el bien común.

Tal dedicación guarda un estrecha afinidad con la filosofía política republicana que trato de desarrollar y que he expuesto en mi libro ESTUDIOS REPUBLICANOS, 2009.

La filosofía jurídica y política sólo empezó a ser el foco de mis estudios a mediados de los años noventa. Antes me había consagrado a la lógica matemática, la metafísica, la filosofía del lenguaje y, marginalmente, la historia de la filosofía, materias que enseñé en mi desempeño como profesor en la Universidad Pontificia del Ecuador y, posteriormente, en la de León, hasta que en 1987 accedí a la plaza de Investigador Científico en el CSIC.

Cabe subsumir lo producido en aquel período de mi vida (1973-95 aproximadamente) bajo el rótulo de "la ontofántica", un neologismo que acuñé para significar la indagación del ser desde su aparecer en el lenguaje.

El hilo conductor que va de mi precedente temática lógico-metafísica a la actual nomológico-jurídica es la lógica: una lógica contradictorial y gradualista sobre la cual he desarrollado una nueva lógica de las normas, la lógica jurisprudencial (también denominada `lógica juridicial' o `lógica nomológica').

jueves, julio 01, 2010

AMARGA JUVENTUD

AMARGA JUVENTUD: Un ensayo de egohistoria
por Lorenzo Peña

eroj.org/aj
ISBN 978-84-693-3993-0
2010-07-01


Hago en esta obra una narración autobiográfica de mi juventud, describiendo mi formación filosófica y política, mi trayectoria intelectual y mi evolución ideológica, en el contexto del ambiente de la España de los años 50, 60 y 70 del siglo XX: la represión del régimen; el espíritu de opinión en la Universidad madrileña; la colisión entre diferentes puntos de vista en el interior del partido comunista a raíz de las desavenencias chino-soviéticas y en torno a la reconciliación nacional; el surgimiento y el desarrollo de la corriente prochina, o marxista-leninista; los debates doctrinales de la extrema izquierda; la falta de sintonía que yo, un joven comunista a la vieja usanza, sentí con los nuevos aires de 1968 y con la revolución cultural china, que me causó un profundo desgarramiento ideológico, a la vez que alejó de la corriente m-l, encabezada por Pequín, al partido comunista japonés y al belga de Jacques Grippa (al cual iban dirigidas mis simpatías); mi desilusión ante el acercamiento de Mao a Nixon en 1972; y, por último, mi fuga, abandonando una lucha en la cual había dejado de creer.

He tratado de reflejar la vida cotidiana de aquellos círculos y del medio que los rodeaba: los desafíos, las dificultades, las zozobras, los métodos de acción, la evolución de las mentalidades.

Además de mis recuerdos propios y de otros ajenos (con los que he comparado los míos), he utilizado otras fuentes. En este libro aporto una amplia documentación sobre aquellas actividades de la resistencia antifranquista.

Esta obra la empecé a escribir como una reelaboración de mi autobiografía anterior, EN MINORÍA DE A UNO. Pero son tantísimas las novedades, son tan abundantes los datos y las precisiones que ahora se aportan por primera vez, es tal el acopio de documentos que ahora figuran como anejos (unos de ellos como reproducciones de textos publicados en VANGUARDIA OBRERA y REVOLUCIÓN ESPAÑOLA de aquellos años; otros que estaban sepultados en mi archivo personal y nunca antes se habían publicado) que el resultado constituye un ensayo original, si bien contiene lo esencial del anterior, habiendo rectificado errores e inexactitudes gracias a una base documental muchísimo más amplia y a un método más riguroso y depurado de contrastación.

Entre otros contenidos nuevos figura una amplia discusión sobre la política del PCE en la guerra civil de 1936-39 (con una defensa de la misma frente a la crítica que cundió en el medio pro-chino después de 1971). También hay en este nuevo libro una sinopsis de dos trayectorias divergentes a partir de 1972: la mía personal y la de la organización de la que me separé entonces, el PCEml (sin omitir los puntos de reencuentro posterior ni ocultar mi persistente simpatía hacia lo que significó, con todas las reservas y la distancia doctrinal que hoy me aleja de sus fundamentos ideológicos).

Son igualmente originales de este libro (y ni siquiera parcialmente prefigurados en el anterior): el Prefacio --que contiene un ensayo sobre el valor de la memoria y el significado de la egohistoria--; un Anejo dedicado al tema «Dialéctica y línea política en Mao Tse- tung»; otro sobre el patrimonio regio; y una reflexión final sobre si sirvieron para algo aquellos sacrificios. He agregado también un apéndice gráfico con diversas ilustraciones.

Invito a los lectores de esta bitácora a expresar aquí sus críticas, sus objeciones y sus comentarios sobre esa modesta contribución mía a la recuperación de la memoria colectiva del pueblo español.